Algunas pequeñas cosas antes de comprar un dron

dron

Se viene una nueva temporada navideña y con ella una serie de drones en el aire, es claro, será uno de los regalos estrella esta navidad. Cada vez se ocupa menos destreza para usar este artefacto volador de este tipo. Existe una industria obsesionada porque sea cualquier persona la que pueda manejar un dron, de hecho se espera que el mercado de estos artefactos no tripulados sea de 5.1 mil millones de dólares para el 2019, si, es inmenso, un valor por encima del mercado de la defensa civil. El mercado de los drones es enorme.

Seguramente le parece interesante la idea de que lo pueda volar sin necesidad de ocupar ayuda, y lo es, se volverá tan fácil como aprender y apagar un foco en su recamara, además lo podrá controlar casi con cualquier cosa y desde cualquier lugar, su utilidad es casi ilimitada, son muchas las cosas que se pueden hacer con un dron, desde sencillamente disfrutarlo volar, toma de fotos desde ángulos inimaginables, realización de tomas espectaculares de video, usarlo en control de seguridad, en supervisión en la construcción, creación de entrenamiento, monitoreo de emisión de gases, empleo agrícola,  mantenimiento y creación cartográfica, planificación y control urbano, distribución y logística de mercancía, asistencia y ayuda en eventos, entre muchas otras aplicaciones. El uso de un dron pareciera no tener límites.

Los vehículos aéreos no tripulados llegaron para quedarse y tienen un gran futuro pero con ello viene una gran responsabilidad y cuidados, por ello le recomiendo que antes de comprar un dron y tener en claro su objetivo preste atención a las normas  establecidas por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Esto es algo que no puede omitir, ya no.

Dado el crecimiento acelerado del mercado de drones y su uso cada vez mayor, la DGAC ha emitido un documento de observación obligatoria para todos los operadores civiles de estas aeronaves no tripuladas, dicho documento determina las limitaciones del uso de artefactos no tripulados, donde podemos encontrar que los drones sólo pueden ser operados durante el día, en áreas no clasificadas como prohibidas, restringidas o peligrosas, y al menos a 9.2 kilómetros de los aeropuertos controlados, a 3.7 kilómetros de los aeródromos no controlados, y a 900 metros de los helipuertos, y no deben dejar caer objetos que puedan causar daños a personas o bienes.

Además el documento de definir información general para cualquier dron, hace una clasificación de tres tipos de drones: de hasta 2 kilogramos de peso, de más de 2 a 25 kg. y de más de 25 kg. En los tres casos, los operadores, añade que ya sean personas físicas o morales, están obligados a respetar todas las leyes, los reglamentos y las normas federales y locales aplicables.

El documento posteriormente hace notar las diferencias para artefactos no tripulados que pesen hasta 2 kg pueden ser operados sin necesidad de requerir autorización de la DGAC, pero si se usan para actividades comerciales deben contar con un seguro de daños a terceros, entre otras condicionantes.

En cuanto a los drones que pesan más de 2 kg, cuando su uso es recreativo, sólo pueden ser usados dentro de clubes de aeromodelismo. Los de uso comercial requieren autorización de la DGAC.

Las limitaciones son aún más específicas para operar aparatos de más de 25 kilogramos de peso, que sólo pueden volar en los términos y condiciones autorizados por la DGAC, además de que su operador debe contar con una licencia de piloto.

Muchos drones en el mercado ya tienen algunas de las normas de las DGAC integradas y automatizadas, como el de no volar dentro 9.2 kilómetros de los aeropuertos controlados, para usted debe estar claro, comprar un dron hoy es distinto de hace algunos años, esto en adicional a su capacidad, su garantía, soporte y beneficios deseables que deba tener el aparato para usted, tenemos que considerar las reglas de la DGAC al momento de tomar una decisión de compra, lo interesante es que hay avances serios en normativa, eso ayuda al consumidor y a la industria, aunque hace falta mucho por hacer aún, ya que se necesita ir más allá, se requiere incentivar a otros sectores con la tecnología de los drones, dar facilidades para que se empiecen a utilizar, generar valor para que desarrolle esos sectores y eleve la competitividad. No olvide antes de comprar un dron tomar enserio la normativa de la DGAC, evite meterse en problemas y disfrute de su artefacto no tripulado.

  4Comments

  1. Efrain vega   •  

    EXCELENTE ARTICULO…

    • Carlos Parra   •     Author

      Muchas Gracias!!

  2. Fredy Meza   •  

    No cabe duda, que siempre habrá algo nuevo para aprender, excelente Parra.

    • Carlos Parra   •     Author

      Muchas Gracias mi Fredy, Abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>