El mercado y su red no están dispuestos a ceder nada

Seguro usted ya lo ha escuchado, su nombre es Larry Donas, un chavo de 28 años, que vende donas y que tiene una singular forma de cantar y acompañarse de su original trompeta formada con su mano de manera improvisada.

El famoso donero y cantante ha empezado a escalar a la fama gracias a sus videos en YouTube. La fama nació con su primer video, que fue subido por alguien a quien de seguro le pareció divertido, lo que pronto hizo que cientos de personas simpatizaran y compartieran a través de las redes sociales, volviendo viral el suceso Larry Donas, por lo que sus videos y noticias de manera masiva estuvieron circulando por internet.

Puedo apostar que esto le parece curioso, divertido, empático, y hasta inspirador, pero déjeme que le diga que así como Larry Donas, hay miles de jóvenes amateur que hacen actividades y productos de calidad superiores que muchos profesionales y organizaciones.

El poder que dan las redes sociales y todo Internet a los amateur es sin duda sorprendente, en especial porque es algo que hace algunos años no se tenía a la mano, ni representaba una plataforma de lanzamiento, hoy sin duda lo es, en especial porque el amateur viene desde el gusto de los seguidores y no necesariamente es un producto creado o lanzado de una institución o empresa.

Los amateur nacen validados por el mercado, y sólo es cuestión de tiempo, afianzar el talento, algo de historias románticas, y claro, trabajo duro para que alcancen la fama y más oportunidades.

La Galtzia o Vázquez Sound son producto del gusto del mercado, no nacieron ni se forjaron en un estudio profesional, son amateurs con talento que gracias a internet hemos tenido el gusto de escuchar y conocer. La red se está volviendo cada vez más una oportunidad para los amateur pero también un espacio para que las empresas obtengan productos validados por el mercado, que sin duda darán grandes ingresos.

Sectores y grandes industrias como la música, el cine, la televisión, entre muchos otros, no se han dado cuenta que el talento salido del mercado es más atractivo, que el de su modelo tradicional, en el que insisten con empujar al artista imponiéndolo en el mercado en lugar de jalar a los amateur con talento ya validado en la red.

Los distintos sectores e industrias nos siguen ofreciendo lo mismo, por ejemplo: noticias televisivas con formatos y personajes tradicionales, música de jóvenes cantantes validados por críticos y no por el gusto de los mercados, artistas de cine que vienen de hijos de grandes empresarios o de artistas reconocidos, y así un sin número de imposiciones ignorando por completo el mercado, que cada vez se vuelve más maduro y consiente gracias a la red.

El mercado al igual que los amateur, está evolucionando más aceleradamente, y cada vez se exigen más, algo que a los distintos sectores e industrias, les cuesta trabajo entenderlo o sencillamente les cuesta más validarlo, porque lo quieren hacer con su modelo tradicional y pobre.

Usted lo nota cada vez más, los sectores e industrias se empiezan a quedar rezagados y despreciados, en especial por nuevas generaciones, esto porque el mercado sabe de su poder gracias a la red, y quieren ver, escuchar, leer, escribir sobre lo que les gusta, y no están dispuestos a perder el tiempo por algo que viene impuesto por una organización.

Los mercados junto a los amateur están generando otro espacio de oportunidad y un nuevo tratado de lo que se quiere y no de lo que se quiere imponer. Las reglas del juego están cambiando. El mercado y su red no está dispuesto a ceder nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>