No basta tener para emprender

anio2014

Es inicio de año, y algunos consideran que es buen momento para emprender, por la sencilla razón de que se han hecho de algo de dinero. Sin embargo, esto no es suficiente para emprender.

La mayoría de las personas piensa que lo que se ocupa para poner un negocio es dinero, lo cual es totalmente falso. Una persona que tiene dinero y no sabe cómo emprender o hacer negocios, las veces que lo intente fracasará por más dinero que tenga. Para emprender lo que se ocupa es ser un emprendedor, después hacer el oficio de emprendedor, y por último, tener lo que se realmente se ocupa para que sea negocio.

Si primero se tiene y no se sabe qué hacer, es decir, que no se tenga en claro una propuesta de valor validada en el mercado y no se cuente con algunos clientes, lo que se tenga se malgastará y se intentará a prueba y error, en un proceso de azar y búsqueda de coincidencias, con el objetivo de lograr tener un negocio. Existen posibilidades que a la larga bajo esas condiciones se termine teniendo un negocio, pero también una curva de aprendizaje a un costo muy alto, además de despilfarrar dinero, recurso y tiempo.

Para ser un emprendedor, por lo menos se tiene que entender que no existen los ascensos y es necesario deshacerse del rol de empleado experto, ya se es director general, pero a veces se tienen que hacer todos los oficios con el fin de alcanzar el objetivo, lograr que sea negocio. Se tiene que vender, ahorrar y ser cauteloso con las oportunidades que se tengan para hacer dinero, todo lo que sea útil para el proyecto no se puede hacer aun lado. Además, se requiere estudiar todos los días de otros emprendedores y compartir. Ser un emprendedor es más que sólo decirlo, es un oficio doloroso pero también lleno de grandes satisfacciones, se empieza a ser emprendedor en el momento que se decide cómo hacer negocio.

Para hacer el oficio de emprendedor, lo mínimo que se ocupa es estar preocupado en cómo se ofrecerá valor a los clientes y cómo se obtendrán e incrementarán, sin esto no podrá haber negocio. Es por ello que se vuelve fundamental realizar el ejercicio tanto del modelo de negocio como el de la validación del producto y/o servicio, que tienen como objetivo hacer que el valor que se genere cumpla con las expectativas del mercado. No hay modelo de negocio perfecto pero si un sistema de validación que nos deje aprendizaje a un bajo costo, menor tiempo y sin agotar demasiados recursos, por ello hacer el oficio de emprendedor tendrá etapas, y al menos serán cuatro:

1) De la idea al modelo de negocio
2) del modelo de negocio al sistema de validación
3) de la validación a la ejecución
4) y por último, de la ejecución a los clientes

Por lo anterior, para tener como emprendedor, como ya se mencionó, lo que se va a necesitar es una propuesta de valor claramente definida y validada, además de contar con algunos clientes, en realidad eso es lo que se ocupa para que empiece el negocio, clientes comprando el producto. Para obtener clientes y validar la propuesta de valor en el mercado lo que hace el emprendedor es definir un sistema de validación y ejecutar, utilizando técnicas y estrategias, que tienen como objetivo lograr paso a paso lo que se propone a un menor costo y tiempo, ocupando el recurso mínimo, puesto que cualquier exceso y mal manejo pudiera cambiar las condiciones del negocio, en el peor de los casos al abandono, por ello es que tener sin ser y hacer, lleva a fracasar.

Así que si quieres ser un emprendedor y empezar un negocio cuenta con una propuesta de valor validada y algunos clientes, no se trata sólo de tener, eso no garantiza nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>